Los seguros; ¿me ayudan a pagar menos impuestos?

Es probable que no supieras que al adquirir algunas pólizas de seguros obtienes ciertos beneficios tributarios, los cuales implican una notable reducción en impuestos. Hoy, te vamos a contar un poco acerca de estas ventajas fiscales y la forma en la cual puedes optimizar el manejo de tus finanzas.

Principales incentivos

Antes de entrar en materia y conocer los descuentos que nos ofrecen los seguros, vamos a aclarar algunos conceptos tributarios, los cuales nos serán de utilidad más adelante.

Exención

Para el fisco, se define como ingresos producto de alguna actividad u oficio que no están sujetos al pago de impuestos, por lo cual el capital percibido no sufre afectaciones al valor base.

Deducción

Los expertos definen este término como gastos deducibles que permiten disminuir el monto final (sobre el cual se hace el cálculo del pago de impuestos). De esta manera, al reducir la base gravable, disminuyen también las aportaciones producto del ejercicio fiscal.

Diferimiento

Se define como la prórroga en el pago de impuestos dentro de un periodo de tiempo. La mayoría de las aseguradoras hacen manejo de este debido a que muchas de las pólizas implican un ahorro progresivo.

Libre de retención

Se refiere a los ingresos sobre los cuales no se hace descuento. Para este caso en específico, se trata del pago por parte del seguro, recibido producto del cumplimiento de las condiciones. Sin embargo, al tratarse de ingreso, el contribuyente lo debe declarar.

Los beneficios concernientes al pago de impuestos dependen de la clase de seguro, así como del tipo de contribuyente (persona física, empresas).

Personas físicas

Veamos algunos tipos de pólizas, las cuales vienen acompañadas de sus beneficios fiscales.

Seguros de vida

Los seguros por concepto de fallecimiento, invalidez o pérdidas orgánicas cuentan con beneficio de exención. Esto implica que, al momento de hacer entrega de una póliza individual, la suma pactada está exenta de impuestos, sin importar quién sea el beneficiario.

Planes de retiro

Las aportaciones que un contribuyente hace a un Plan Personal de Retiro poseen toda clase de incentivos fiscales, los cuales dependen, en su mayoría, de la etapa de ahorro, así como de la situación actual del asegurado.

  • Gastos deducibles en la etapa de ahorro. Por ejemplo, durante la etapa de ahorro, puedes hacer un deducible en cuanto a tu declaración anual, la cual se efectúa sobre los aportes realizados a los planes de retiro.
  • Beneficios en el retiro o invalidez: De igual manera, si tú como titular cumples 65 años o sufres algún accidente que te ocasione incapacidad permanente, la aseguradora debe entregarte el monto total del ahorro, además de los rendimientos de este. Suma que no tendrá ningún tipo de retención en impuestos.

Por otro lado, los ingresos que recibe una persona que cumpla con las condiciones (vejez o invalidez), se pueden acumular durante 10 ejercicios fiscales y se declara una décima parte de este más sus rendimientos. De esta manera, se difieren los pagos de impuestos durante un periodo de 10 años, según lo establecido en las leyes mexicanas de seguridad social.

Seguro de gastos médicos

Si eres una persona física y tienes contratado un seguro de salud, puedes hacer deducibles sobre las primas de pólizas para gastos médicos.

Debido a que este tipo se seguros se paga de forma fraccionada, es necesario que los aportes estén liquidados. Esta es la única manera para que puedas efectuar una deducción en tus impuestos al momento de hacer tu ejercicio fiscal.

Empresas

Si posees algún tipo de negocio y cumples con lo estipulado por las leyes mexicanas en cuanto a previsión social, debes saber que los aportes realizados por concepto de prima de seguros para gastos médicos son deducibles. De esta forma, además de mejorar las condiciones y la calidad de vida de tus empleados, puedes ahorrar en algunos gastos al momento de pagar tus impuestos.

Los expertos opinan

La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros considera que uno de los aspectos fundamentales sobre las empresas de seguros, en especial las pólizas de retiro, son los beneficios fiscales que te ofrecen. Estas brindan a sus afiliados, además de sus beneficios, la posibilidad de reducir gastos.

Sin embargo, también recomienda a los usuarios el recibir atención personalizada por parte de las aseguradoras. Esto con el fin de establecer la mejor opción según sus posibilidades, para evitar cualquier tipo de parágrafo que impida los descuentos fiscales.

Otro argumento que plantea la organización en cuanto a los beneficios tributarios de los seguros son las aportaciones, las cuales se pueden modificar de acuerdo a los ingresos. De esta manera es posible controlar los movimientos tributarios al momento de hacer los ejercicios fiscales.

Como pudiste darte cuenta, la mayoría de seguros proporcionan una serie de incentivos tributarios, que podemos aprovechar a medida que recibimos los beneficios de estos. La posibilidad de ahorrar en impuestos, mientras velamos por nuestro beneficio y el de nuestras familias, es una de las bondades que ofrecen las pólizas. El momento es ahora, ¡decídete y contrata la tuya!

imagen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *