¿Por qué nunca fueron tan necesarios los seguros de retiro?

  • 5 min read
  • Retiro
Seguros de Retiro

La crisis actual de los sistemas de pensiones ha llevado a la población a una total incertidumbre sobre su futuro. En este panorama, el seguro de retiro se perfila como una gran opción para asegurar una vida digna e independiente al momento de jubilarse. La pensión es un tema primordial porque nuestro bienestar en el futuro depende de ella y, con las políticas actuales, en México la situación no es favorable.

Atento al siguiente dato: únicamente el 30 % de la población cotiza al IMSS o al ISSSTE y al jubilarse recibirá una pensión muy baja, apenas un tercio de su último sueldo mensual. Por ejemplo, si el trabajador percibía $ 10 000 pesos mensuales, en su jubilación solo recibirá $ 3 000. ¿Con un tercio de tu salario tendrás el nivel de vida que deseas?

En el caso de que seas emprendedor, freelancer o trabajes en outsourcing no recibirás nada. En este contexto, muchos expertos aseguran que el modelo actual de jubilación no es sostenible a largo plazo y se necesita la concientización de los trabajadores sobre la situación para prevenir angustias. Asimismo, recomiendan el ahorro y la jubilación privada o seguro de retiro como alternativas ideales para acceder a un ingreso complementario al terminar la etapa laboral y, en algunos casos, antes.

Qué son y para qué sirven los seguros de retiro

Son instrumentos financieros que contratas con una aseguradora para garantizar que recibas determinado monto al momento de jubilarte, comúnmente a los 65 años. A la hora de contratarlos, tú decides cuánto dinero querrás recibir como pensión; entonces, te hacen un cálculo considerando tu edad. Con el resultado, sabrás la cantidad de dinero que debes pagar mensualmente y cuál será la suma que recibirás.

Los seguros y planes de retiro nos sirven para potenciar la afore, si contamos con ella, o como base para la jubilación si somos agentes libres. Son instrumentos financieros que te ayudan a llegar a la edad de retiro sin preocupaciones económicas para viajar, compartir y disfrutar la vida plenamente.

Su funcionamiento consiste en pagar una prima mensual, trimestral o anual; parte de ella se acumula en un fondo de inversión administrado por la misma aseguradora y, cuando llegues a la edad dorada y tranquila, recibes todo tu dinero.

Beneficios

Ya pasó el tiempo en el que adquirir un seguro era una empresa larga y engorrosa, en muchos casos exclusiva de los directores y gerentes. En estos días, todas las personas pueden acceder a sus beneficios:

– Ofrecen rendimientos más altos que las afores, porque garantizan que tu dinero crezca mientras ahorras y te aseguran una tasa mínima de rendimiento. Estas ganancias se acumulan hasta alcanzar la suma que elegiste.

– Se puede cotizar en distintas monedas como UDI o dólares. En el caso de las primeras, al ser unidades de medida relacionadas con la inflación, no perderás valor adquisitivo al final. En el caso de los dólares, si el peso se devalúa y baja considerablemente contra el dólar, tus cuotas se incrementarán, pero también ganarás más. Decidirte por una divisa u otra dependerá del nivel de riesgo que desees y de tu capacidad de ahorro.

– Puedes recibir la cantidad asegurada en una sola exhibición cuando cumplas los 65 años, o bien puedes optar por un pago mensual.

– En caso de fallecer con el seguro vigente, los beneficiarios recibirán la suma más alta posible: el valor de rescate o los pagos que se cubrieron. También existen sumas establecidas en caso de invalidez.

– Son deducibles de impuestos con base a los artículos 109, 151, 176, 185 y 218 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta. Mientras ahorres en un plan personal de retiro, puedes deducir hasta el 10 % del ingreso anual, con un tope aproximado de $ 147 000 pesos; para empresarios y freelancers es un gran beneficio fiscal.

– Tu retorno está libre de impuestos al momento de recibirlo, lo que asegura que recibirás íntegramente la suma acordada. Es importante conocer este beneficio porque existen otros instrumentos financieros por los que sí debes pagar impuestos al momento de cobrarlos.

– Puedes gestionarlos fácilmente desde una app o sitio electrónico para verificar tus aportes y conocer tus ahorros y rendimientos. En estas aplicaciones es posible cambiar los beneficiarios y montos, entre otras funciones.

Asesoría personalizada y profesional con apoyo para resolver cualquier duda de manera rápida y efectiva.

– Tienes la opción de adicionar otros seguros como el de vida o gastos médicos mayores.

– Entre más pronto adquieras tu seguro de retiro, mayores serán los rendimientos y más bajos los pagos que harás; pero no se trata de buscar el momento perfecto, ¡se trata de iniciarlo!

“La mejor forma de predecir el futuro es inventarlo”, así que tanto si tienes afore como si no la tienes, la mejor recomendación es que contrates un seguro de retiro. ¡Hasta la Condusef lo sugiere! Asegurar tu futuro con una planeación financiera hoy te hará sonreír con tranquilidad mañana.

imagen

1 comentario en «¿Por qué nunca fueron tan necesarios los seguros de retiro?»

  1. Pingback: Ventajas de contar con un seguro de retiro - Algiz Arquitectura Patrimonial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *